El pasado 25 de marzo entró en vigor el sistema de reducción de cotizaciones por contingencias profesionales a las empresas que hayan disminuido de manera considerable la siniestralidad laboral, y tiene efecto retroactivo desde el 1 de enero de 2017.
Con esta iniciativa, se incentiva la adopción de medidas y procesos por parte de las empresas que contribuyan de manera eficaz a la reducción de accidentes o enfermedades profesionales.

Pero, ¿cuáles son los requisitos que exige esta medida y quiénes se pueden beneficiar de ella? En primer lugar, se pueden beneficiar las empresas que cumplan las medidas establecidas en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y, además, entre otros, con los siguientes requisitos:

  • El cumplimiento de los índices de siniestralidad general y siniestralidad extrema
  • El cumplimiento por parte del empresario de determinadas obligaciones de prevención de riesgos laborales que se acreditarán mediante una declaración responsable
  • Se exige haber informado a los delegados de prevención de la solicitud de los incentivos
  • La cuantía del incentivo será del 5% del importe de las cuotas por contingencias profesionales de cada empresa correspondientes al periodo de observación, con posibilidad de incrementarse hasta el 10% cuando exista inversión por parte de la empresa en acciones preventivas complementarias

Para poder disfrutar de esta compensación se requiere que las empresas se encuentren al corriente de pago y que con anterioridad no hayan sido multadas por la Seguridad Social o en materia de prevención de riesgos.

Recuerda que puedes consultar toda la información en el BOE. Y, también, que aquí tienes toda la información sobre nuestros seguros para empresas.