Como sabes, contratar una póliza de seguros que incorpore, al menos, las coberturas mínimas para garantizar tu responsabilidad ante terceros, es obligatorio para poder circular con tu coche por vías urbanas e interurbanas.

No obstante, más allá de este requerimiento legal, es muy recomendable contar con un seguro de auto que, además de lo básico, se ajuste lo más posible a tu perfil de conductor, necesidades de protección y presupuesto.

Para ayudarte en tu proceso de selección, y como especialistas y líderes a nivel mundial en el ámbito de la protección, hoy queremos aprovechar el espacio que nos concede este blog para repasar contigo aquellos elementos que sería conveniente tener en cuenta a la hora de elegir el seguro de auto que más se ajusta a ti.

A grandes rasgos, estos son los aspectos que deberías considerar en la elección de tu seguro de coche, más allá de su precio:

Tu perfil como conductor. Hoy en día, se podría decir que disponemos de un seguro de auto adaptado a las características de cada conductor, gracias a la flexibilidad y capacidad de personalización de tu póliza que te ofrece nuestro seguro Auto.

Por eso, el primer paso para elegir las características de tu seguro de auto deberá estar asociado a que reflexiones y analices cuáles son tus hábitos de conducción, es decir, si sueles estacionar tu vehículo en la vía pública, tu destreza en condiciones de conducción adversas o si tienes tendencia a desarrollar una conducción agresiva o pacífica.

Tipo de desplazamientos que realizas habitualmente. De igual forma, si sueles realizar regularmente desplazamientos interurbanos o de larga duración, será recomendable que te asegures de que dispones de la cobertura necesaria para una adecuada asistencia en viaje, que está incorporada en la práctica totalidad de productos que te ofrecemos en AXA.

Características del vehículo que deseas asegurar. Si bien siempre será preferible disponer del mayor número de coberturas posible en tu seguro de auto, este aspecto alcanzará una mayor relevancia en el caso de que hayas adquirido tu vehículo recientemente, ya que presentará un mayor valor venal en caso de siniestro. Por tanto, en el caso de que tu vehículo sea nuevo te recomendamos que optes, al menos durante los cuatro o cinco primeros años, por un seguro ‘todo riesgo’, pudiendo pasar a un seguro ‘todo riesgo con franquicia’ o ‘a terceros’ a medida que se vaya incrementando su antigüedad.

Frecuencia de uso de tu vehículo. Otro elemento de gran importancia respecto a las coberturas que deberías incorporar en tu seguro de auto reside en si utilizas tu vehículo habitualmente o solamente de forma esporádica. En base a esta cuestión podrás decidir, por ejemplo, si incluyes en tu póliza la garantía de disponer de un vehículo de sustitución en caso de avería o siniestro.

Consulta a tu asesor de confianza. Te recomendamos que consultes todas tus dudas con tu mediador de confianza, para que pueda resolver personalmente tus consultas y ofrecerte el seguro de auto que más se adapta a tus necesidades. De esta forma, podráis configurar juntos tu mejor protección.